¿Que es la Impedancia Bioeléctrica?

El Análisis de Impedancia Bioeléctrica, también conocida por sus siglas en inglés BIA, es la técnica que utilizan los analizadores de Composición Corporal bipedestales de 4 u 8 electrodos -entre otros-, para determinar compartimentos corporales totales y segmentales.

¿ES UNA TECNICA DE MEDICION DIRECTA?

No. La Impedancia Bioeléctrica, es considerada una técnica de medición INDIRECTA en la obtención de los compartimentos corporales que ofrecen los analizadores que utilizan dicha técnica como son la MASA GRASA, la MASA MUSCULAR, el AGUA TOTAL, EXTRA, E INTRACELULAR, etcétera.
Que la Impedancia Bioeléctrica sea MONO,DUAL, o MULTIFRECUENCIA no cambia este hecho.
LO QUE SIGNIFICA QUE LOS VALORES OBTENIDOS DE LOS COMPARTIMENTOS CITADOS, EN TODOS LOS ANALIZADORES, SIN EXCEPCIÓN, (QUE UTILIZAN ÉSTA TÉCNICA), SON RESULTADOS INDIRECTOS OBTENIDOS MEDIANTES ECUACIONES DE REGRESION, (CALCULOS MATEMATICOS EN OTRAS PALABRAS).

¿POR QUE ES UNA TECNICA INDIRECTA?

Porque en la práctica lo que miden realmente los analizadores al efectuar el análisis en un sujeto son los parámetros bioeléctricos de los tejidos de cuerpo humano al hacer pasar una corriente eléctrica por ellos. Estos parámetros, pueden ser, Impedancia, Resistencia, Reactancia en Ω y Angulo de Fase º.
Pero en ningún caso ni se miden ni se cuantifican los compartimentos corporales como tales.
Es a partir de la obtención de los parámetros citados que, utilizando ECUACIONES DE REGRESIÓN (fórmulas matemáticas de cálculo) introducidas por los fabricantes de los analizadores en el software de éstos, que los mismos están en grado de realizar con ellas una ESTIMACION INDIRECTA cuantitativa del resultado de cada compartimento de composición corporal.

¿QUIEN DISEÑA las ecuaciones de regresión

Normalmente habrán sido diseñadas y publicadas por grupos de científicos expertos mundiales que se han basado en trabajos estadísticos poblacionales cuyos resultados se validan con métodos de control de composición corporal superiores, en rigor y fiabilidad, a la Impedancia Bioeléctrica para su desarrollo y posterior utilización.
Tales trabajos, tienen en cuenta el valor bioeléctrico y la altura (común a todas las ecuaciones) y las variables de peso, edad, sexo, etnia, deportistas,…. y los índices o factores resultantes del propio estudio en relación a la población utilizada.
Con todo ello, se diseña la ecuación o fórmula matemática, y el resultado de la misma será de: la Masa Libre de Grasa, o la Masa Grasa, o el Agua corporal… etc.
Como hse ha dicho, esto es común a todos los analizadores del mercado que se basan en la Impedancia Bioeléctrica para estimar los resultados que facilitan.

¿TIENE LA BIA Limitaciones?

La Impedancia Bioeléctrica, como método de medición indirecta que es, tiene limitaciones importantes. Por ello, los resultados obtenidos estarán siempre sujetos, además de a la ecuación de regresión utilizada y a la calidad y precisión del analizador en la obtención de las medidas bioeléctricas y el peso, a condicionantes externos referidos al estado del sujeto en el momento del análisis, como son: estado de hidratación, ingesta de líquidos o alimentos previos al análisis…, temperatura de la piel, ingesta de alcohol, ingesta de ciertos medicamentos, la práctica deportiva previa... entre otros.
Estos condicionantes harán fluctuar/variar los resultados finales ofrecidos por el analizador con diferencias muy importantes respecto a la realidad de cómo es o como está, compositivamente hablando, el sujeto analizado.
Por ese motivo no se puede afirmar que los valores obtenidos, (con ningún analizador) como la masa grasa, el agua corporal, la masa muscular, etc. sean valores reales al 100%. Hay que tener presente que son solo estimaciones indirectas basadas en cálculos.
La técnica BIA lleva implícito el requisito (in-excusable) de la comprensión científico-sanitaria por parte de los usuarios, profesionales, para saber aceptar y comprender estas limitaciones.
No obstante, lo dicho y aceptándolo, los científicos y expertos a nivel mundial le otorgan a la técnica B.I.A. una cualificación alta en la determinación de la composición corporal, debido a su carácter no invasivo, su alta "fiabilidad";, su bajo coste (en relación a métodos superiores) y su facilidad de uso.

VERDADERO O FALSO

Mediciones Directas: FALSO. Las únicas que podrían considerarse como tales serían en último extremo las mediciones bioeléctricas y el peso. Y si por directas, los que afirman esto, (que no lo clarifican), se refieren a los valores bioeléctricos citados, entonces, todos los analizadores facilitan Mediciones Directas. Ahora bien, si se refieren a Masa Grasa, Masa Muscular, Agua Corporal, etc. entonces NO EXISTEN mediciones directas de estos compartimentos.
La técnica BIA, por fortuna, es universal e igual para todos. No es exclusiva ni propiedad de un fabricante en concreto.
No utilizan ecuaciones o cálculos matemáticos: FALSO. Cuantitativamente hablando, sin ecuaciones de regresión no hay resultados posibles. Lo único que miden los analizadores son los parámetros bioeléctricos citados y el peso. Y solo con ellos no se pueden estimar compartimentos corporales como lo hacen los analizadores a día de hoy.
Resultados no empíricos:FALSO. Aclarar que EMPIRICO, significa basado en la experiencia y la observación de los hechos.
La BIA necesita de la experiencia y la observancia de los resultados de otros metodos superiores a ella para validar los suyos propios, ergo, la BIA es un método empírico y sus resultados también lo son. Esto es público y notorio.
Por tanto no se debe confiar en quién proclame que sus resultados no son "no empíricos" porque es FALSO..
Mejor método porque no incluye Edad y Sexo: FALSO. Para desmostrar su afirmación proponen subir a un hombre o a una mujer en un analizador que contempla sexo y edad, hacer un análisis y sin cambiar la persona cambiar el sexo y hacer un nuevo análisis y ver como el resultado, por ejemplo de la Masa Grasa ha variado sin cambiar a la persona. En cambio haciendo lo mismo en el analizador que no contempla sexo y edad la masa grasa solo cambia si cambia la persona analizada, y esto les sirve para postular: si la persona es la misma, con la misma grasa, ¿como es posible que cambie ésta cuando se cambia el sexo?, ¿que mide ese analizador?.
La respuesta real es simple: la masa grasa (u otro compartimento) no se mide en ningún caso, como se ha dicho es solo una estimación indirecta realizada con ecuaciones matemáticas que contemplan diferentes variables.
Para explicarnos mejor, sirva un ejemplo, de otro método empírico, mundialmente reconocido, estudiado, aceptado y utilizado con mas de 90 años de historia, como es la ecuación de Harris&Benedict para determinar el Metabolismo Basal.
Publicada hacia el 1921, contempla edad, sexo, altura y peso del sujeto en cuestión y los autores incluyeron tales variables para mejorar el resultado final de la misma, por la sencilla razón de que cada uno tenemos un metabolismo basal diferente, y de esta forma la ecuación resultaba mas fiable y aplicable a todo tipo de personas, de edad, sexo, altura y peso. Obviamente si quitáramos de la ecuación las variables de sexo y edad, (como en el analizador) no importa que la persona analizada sea hombre o mujer o tenga 20 o 60 años, el resultado siempre será el mismo.
Como ya habrán imaginado, hacer esto sería irracional, lejos de ser mas fiable, empeoraria el resultado.

Con la Grasa corporal sucede lo mismo, cada persona tenemos una cantidad distinta y por esa razón, los científicos, -como Harris&Benedict en su momento-, que diseñan las ecuaciones BIA de grasa, ademas del peso y altura, también incluyen el sexo y la edad, porque de esta forma se universaliza el método y se aumenta la precisión en el resultado de la ecuación, tanto en niños, adultos, o ancianos, hombres o mujeres.

Conclusión, en un método empírico como la BIA, la EDAD y el SEXO (u otros variables) de las personas analizadas mejorarán los resultados de los analizadores que contemplan tales variables. Lo contrario puede ser una opción, pero no mejor. Decir "MEJOR" hablando de la BIA no es objetivo ni éticamente adecuado.

La medición directa y los resultados no empíricos, es tecnología actual y las otras son antiguas: FALSO. Coloquialmente hablando, es como decir que las naranjas actuales son mejores que las que comian nuestros abuelos.
Y lo cierto es que las naranjas son naranjas, y la BIA es la BIA.
La Impedancia Bioeléctrica para el análisis de la composición corporal aparece en la decada de los 60/70 en que se publican los primeros trabajos sobre la misma. En la decada de los 80/90 aparecen los primeros analizadores y se empieza a utilizar, digamos masivamente, en investigación, en hospitales, en centros médicos, en consultas privadas, etc
Y asi hasta hoy. Sus principios físicos, sus pros y contras, siguen siendo los mismos. En este sentido, nada ha cambiado.

ATENCION

Para no confundir a la audiencia, este texto está dirijido exclusivamente a profesionales, del área sanitaria relacionados con la composición corporal, (no a particulares ni consumidores). El objetivo del mismo es aclarar conceptos sobre la BIA para que, evitar que los “mitos y leyendas” puedan confundir, a quien por falta de conocimientos o buena fe, se deje llevar por ellos.
Para mayor información aqui os dejamos el link donde podéis encontrar el primer Consensus Conference de Impedancia Bioeléctrica >>> aplicada a la Composición Corporal realizado en Estados Unidos en el 1994. Las bases de la BIA.
En internet también se encuentran MILES de trabajos publicados en todo el mundo, incluido España, por supuesto.

NUESTRO COMPROMISO NUESTROS CLIENTES